PALABRA BONITA
Belgrado, Serbia. 2014
Desde una esquina de la antigua Casa de España, leemos «PALABRA BONITA».

Desde la esquina opuesta, «ABRE PUERTA DE HIERRO».
Un bonito refrán serbio para complementar este mágico espacio en ruinas desde que fuese bombardeado durante la Primera Guerra Mundial.
EL LUGAR
Belgrado, a pesar de su convulsionada historia bélica habiendo sido bombardeada 3 veces, se muestra en la actualidad como un foco de contemporaneidad y cultura con barrios tan interesantes y vivos como Savamala.

Es en Savamala donde se encuentra lo que se conoce como la Casa de España.
 Una construcción de la que sólo quedan sus cuatro fachadas de ladrillo y una retícula de pilares de hormigón que apuntan hacia el cielo.
 Ni rastro de cubierta, ni de forjados, ni de el por qué de su nombre.
En la actualidad, todo este margen del río Sava se está activando con la aparición de estudios de diseño, espacios de coworking e intervenciones tales como huertos urbanos. Su epicentro es la Mikser House, sede del Mikser Festival, al que fuimos invitados.
LA PROPUESTA
Usando la tipografía DIN Pro en su versión cirílica, decidimos intervenir el complejo espacio de la Casa de España mediante la técnica de la anamorfosis.

Escogimos un refrán popular cargado de significado: «PALABRA BONITA ABRE PUERTA DE HIERRO».
 Decidimos separarlo para forzar al espectador a recorrer todo el espacio para completar la obra. Desde la puerta de acceso al espacio, se puede leer la primera parte: «PALABRA BONITA». Desde la esquina opuesta, se completa: «ABRE PUERTA DE HIERRO».
Porque con una buena actitud, un poco de amabilidad y una sonrisa, se puede conseguir todo en la vida.
INFORMACIÓN Y CRÉDITOS
  • Intervención realizada en un espacio de 20 m de largo por 15 m de ancho, en Belgrado, Serbia, en Junio de 2014
  • Pintura plástica sobre pared
  • Proyecto enmarcado en el Mikser Festival, organizado por Mikser House
  • Gracias a Marija Draskic, Jovan Pucarevic y a toda la gente de Mikser House, por este increíble evento.
 A la Asociación de Hispanistas de Belgrado por su cariño y amabilidad
  • Gracias a Jasna Precepa, por hacer posible esta aventura y Andjela Velimirovic y Elena Erdeljanovic, por su inestimable compañía a orillas del Sava
  • Fotografías por Boa Mistura