NOS ESTÁN APAGANDO
Madrid, España. 2021
La Cañada Real es el mayor asentamiento informal de Europa.
Desde el 2 de octubre de 2020, 4.000 personas sobreviven sin luz. Más de la mitad son menores.

“NOS ESTÁN APAGANDO” es un grito colectivo, una denuncia, una llamada de auxilio.
La obra está conformada por 4.000 velas.
Una vela, una persona.

Las velas han sido recolectadas y encendidas por las propias vecinas la noche del 5 de enero.
CONTEXTO
La Cañada Real es el mayor asentamiento informal de Europa con más de 8.000 habitantes y uno de los lugares más estigmatizados de Madrid. Comenzó en los años 60 con las primeras huertas y casas de aperos en torno a la vía pecuaria. Hoy se articula en 6 sectores a lo largo de 15 km sorteando infraestructuras urbanas: desde Coslada a Getafe, pasando por Vicálvaro, Villa de Vallecas y Rivas. Y se contabilizan hasta 17 nacionalidades diferentes.

Los sectores 5 y 6 son los afectados sin luz, con una población de 4.000 personas, de las cuales más de la mitad son menores. Los cortes comenzaron en diciembre del 2019 y se han repetido periódicamente durante el 2020 hasta el 2 de octubre, última fecha con energía.

El pasado 22 de diciembre 8 relatores especiales de Naciones Unidas denunciaron la situación en la que se encuentran estas familias.

Los derechos humanos son iguales para todos, independientemente de su condición, religión, cultura y etnia.
ESTRATEGIA
El proyecto se desarrolla entre el 10 de diciembre de 2020 y el 5 de enero de 2021 con la implicación de las asociación Mujeres Tabadol.
En los encuentros con las estructuras locales afinamos el mensaje, definimos la ubicación y abrimos el proceso de recolección de velas, donadas por vecinos y vecinas de la Cañada y la sociedad civil.

Una vez recogidas las 4.000 velas, preparamos pormenorizadamente cada una de ellas para aguantar las condiciones meteorológicas.
INFORMACIÓN Y CRÉDITOS
  • Intervención de 115 m de largo x 4 de alto
  • velas, yeso, papel vegetal y arena
  • Realizado con apoyo de la asociación Mujeres Tabadol
  • Gracias a todos los vecinos y vecinas de Madrid que participaron en la donación de velas, y en la ejecución de la obra
  • Fotografía por Boa Mistura