MI RAÍZ ES
La Habana, Cuba. 2015
No hay otro poema como “No sé” de Samuel Feijoo para expresar de una forma tan impactante las raíces del pueblo cubano. Agua, roca y sol definen un lugar y una pertenencia.

Planteamos un proyecto a escala de comunidad tocando puntualmente veinticinco lugares del barrio. Uno por cada verso del poema de Feijoo. Conectando a las personas a través de vínculos invisibles. Partes que no se pueden entender de manera independiente sino en su conjunto, porque formamos parte de un todo.
CONTEXTO
El Romerillo es un barrio humilde, autoconstruído, que se reinventa día tras día sin perder la sonrisa. Es tan heterogéneo como compacto y su paisaje se conforma a través de un collage formado por ladrillos, chapas oxidadas de barriles, tablones de madera, partidas de dominó, niños corriendo, bloques prefabricados, la sombra de una mata de mango, el esqueleto de un coche, carretas itinerantes de fruta, perros, paredes repelladas, música y mujeres conversando. Un sin fin de materiales que nos cuentan cómo los cubanos son capaces de dibujar situaciones maravillosas.
ESTRATEGIA
Cada uno de los versos ha encontrado su lugar en el barrio, completándolo y aportando un nuevo significado a lo cotidiano.
 
“La China” y su amiga ya no volverán a ser la una sin la otra gracias a la conjunción “Y” que preside el muro donde a diario se sientan a conversar. A nadie se le volverá a olvidar que no debe aparcar en frente de la puerta del garaje que contiene el “NO” y en la casa de los Javieres, permanece el recuerdo de una de las tormentas más importantes de los últimos años gracias al verso “LLEGÓ AL AGUA”.

Esta nueva capa abstracta, se define con una forma de color rectangular que contiene el verso pintado en blanco. Aislado y ajeno, modifica el lugar congelando la memoria de un momento que ya nunca dejará de producirse.
INFORMACIÓN Y CRÉDITOS
  • Proyecto realizado en mayo de 2015 en el barrio de El Romerillo dentro del proyecto Museo Orgánico Romerillo para la XII Bienal de Arte de La Habana
  • Pintura plástica sobre pared
  • Gracias a Wendy, Leysi, Dailín, Irasema, Dailen, Carlitos, Jesús y Pozo por hacer del KCHO Estudio nuestra casa. Gracias a Roge, Marquitos y los Adrianes por ser nuestra familia. Algún día nos veremos en Guantánamo.
  • Gracias infinitas a Alexis Leiva Machado «KCHO» por darnos la oportunidad de vivir esta experiencia de 3 semanas y abrirnos tan generosamente su casa para hacerla nuestra. Es increíble la forma en la que, a través del arte, has transformado el barrio. Máximo respeto y admiración
  • Gracias a Andrea, Lázara, Ola, Dailyn y Ben por su ayuda y su alegría
  • Gracias a Michel, Lourdes, Leira, Ariel, Diego, Tenai, Mili, Harold y al resto de los vecinos de El Romerillo por su cariño y amable hospitalidad
  • Fotos por Boa Mistura